Labastida (Álava)

Labastida es un pueblo de Álava que se emplaza en lo que se conoce como Rioja alavesa.

Labastida está situado a poco más de 6 kilómetros de Haro (La Rioja) y a 45 de Vitoria.

El municipio se encuentra a los pies del Cerro de la Mota, donde se encuentran restos arqueológicos de la Alta Edad Media. Por entonces, Labastida era un enclave fortificado del Reino de Navarra en la frontera con los musulmanes.

Es durante el siglo XII cuando el rey Sancho el Sabio manda construir la ermita fortaleza de El Santo Cristo. Es en torno a este templo cuando se desarrolla el emplazamiento urbano, que estaría amurallado. Muestra de ello son los arcos de las puertas de entrada que todavía se conservan: los de Toloño y Lazaurría.

La ermita fue ampliada en siglos posteriores, pero aún conserva elementos románicos. En el siglo XIV se ampliaron los muros y se les adosaron almenas, destruidas años después por un incendio.

Durante el siglo XIII Labastida pasa a dominio del Reino de Castilla, como villa de realengo. Un siglo después es donada al noble Diego Gómez Sarmiento, sucediéndose su propiedad entre diferentes señores feudales.

Es en los siglos XVI y XVII cuando Labastida alcanza un próspero desarrollo económico. Son numerosos los nobles burgueses que construyen sus castillos y sufragan obras de importantes monumentos. Destaca la iglesia renacentista de Nuestra Señora de la Asunción, con monumental portada encajada en un arco de medio punto.

En el siglo XVIII se construye la Casa Consistorial, con fachada jalonada por cuatro pilastras y arcos de medio punto. La parte baja es una lonja con tres arcos de medio punto, al igual que los de la planta noble.

También son parte de su patrimonio las casas palaciegas de familias nobles, como los  Salazar, hoy Casa de la Cultura. Otros ejemplos interesantes se pueden encontrar en las calles de su casco histórico.

Además, Labastida cuenta con numerosas ermitas y una interesante arquitectura popular, como son algunos lagares rupestres.

Publicado en: Labastida

Dejar un comentario