Pals (Girona)

pals-girona-1

 

Existe en Cataluña, concretamente en Girona, un pequeño pueblo medieval que es, sin lugar a dudas, un lugar perfecto para perderse a disfrutar de la tranquilidad y la belleza del Baix Empordà, en la Costa Brava.

En un entorno natural donde el pino es soberano, el emplazamiento de Pals irrumpe sobre el monte de Puig Aspre, con una atractiva estética gótica. Todo el casco antiguo de Pals, está formado por casas de piedra, construidas con sillares tallados y vanos en ojiva al estilo gótico. Fue declarado Conjunto Histórico Artístico y ha obtenido diversos premios de Turismo y Bellas Artes por conservar tan primorosamente su estética original. Las calles adoquinadas, los pasadizos abovedados, los restos de muralla y de edificios representativos son buena prueba de ello.

pals-girona-6El Pedró es como se conoce a este centro histórico que se ha mantenido gracias a respetuosas restauraciones, sobre todo, llevadas acabo después de la Guerra Civil.
Destaca en el conjunto la Torre de Horas, que fue parte del antiguo y arruinado castillo levantado en la villa durante el S.XII. Una atalaya circular de 15 metros de altura levantada sobre un montículo de roca natural, de origen defensivo, y construida a base de sillares labrados.

De la muralla se conservan pequeñas partes del paño y cuatro torres rectangulares.

A lo largo de su Calle Mayor, bajo la que se han encontrado enterramientos visigóticos, se levantan los caseríos más suntuosos, como la Casa Vila o la Casa Pruna, sedes hoy en día del Ayuntamiento y del Museo de Arqueología Submarina.

Otra de las pétreas joyas de Pals es la Iglesia de Sant Pere, de origen románico e interior gótico, y con aportaciones de estilos posteriores.

pals-girona-3También hay que mencionar el Mirador de Joseph Pla como otro de los puntos de interés de Pals. Lugar dedicado al escritor que plasmó en sus obras la belleza de Pals, desde donde puede verse todo el conjunto y su plácido entorno, del que hay que citar sus playas de arena blanca y quebradas dunas, recortadas por acantilados. En la zona, se encuentran Les Basses d’en Coll, con sus arrozales y fauna de marisma.

Tenemos motivos suficientes para incluir en nuestra lista de viajes esta joya gótica del Empordà.

Publicado en: Pals

Dejar un comentario