Utrera (Sevilla)

Utrera es un municipio sevillano situado en la comarca de La Campiña, en la zona centro – sur de la provincia. Se encuentra a 26 kilómetros de la capital

Es mundialmente famosa por ser considerada cuna del flamenco.

Como es de esperar, este rico territorio del valle del Guadalquivir estuvo ocupado desde la Prehistoria. Cuenta con restos arqueológicos del Megalítico y el Neolítico, como necrópolis, dólmenes, monolitos, restos de herramientas, etc.

Continuaron ocupando la zona los fenicios, romanos, visigodos y musulmanes. En el siglo XIII es conquistada por el rey Alfonso X, convirtiéndose en zona fronteriza entre musulmanes y cristianos.

Alcanza su época de esplendor durante la edad moderna, aunque a mediados del siglo XVII sufre una epidemia de peste.

Su arquitectura monumental es amplísima, tanto civil como religiosa.

El castillo es el monumento civil más antiguo. Su origen es musulmán, aunque fue utilizado tras la conquista cristiana y destruido por las huestes nazaríes años más tarde. Se reconstruye en el siglo XV.

Utrera estuvo amurallada durante la edad media y conserva partes de muro y algunas puertas de acceso. El Arco de la Villa o el Portillo de la Misericordia son dos puertas de entrada a la ciudad. Además, se conservan torres pertenecientes a la muralla en diferentes zonas del municipio.

El casco antiguo cuenta con numerosas casas solariegas construidas entre los siglos XVI y XVIII. Algunos ejemplos son la casa de Román Meléndez, la Casa Surga, el Palacio de los  Marqueses de Tous (actual casa de la Cultura), el de Los Cuadra, el de Vistahermosa (Ayuntamiento), etc.

Entre los edificios religiosos destacan la iglesia de Santa María de la Mesa, construida entre los siglos XIV y XVI. Su torre campanario es la más alta de Utrera. Otro templo construido en época gótica es la Iglesia de Santiago el Mayor, situado cerca del castillo.

La patrona de Utrera se encuentra en el Santuario de Nuestra Señora de la Consolación. Fue construido en el siglo XVII en estilo barroco.

Entre los siglos XVI y XVIII se edifican numerosas capillas, como las de San Francisco, Nuestra Señora del Carmen, San Bartolomé o la Santísima Trinidad. En el siglo XX se construye la polémica catedral del Palmar de Troya, sede de la iglesia palmariana.

Publicado en: Utrera

Dejar un comentario