Forcall (Castellón)

ForcallForcall es uno de los pueblos más singulares de la Comunidad Valenciana. Situado al noroeste de Castellón, a unos 120 km de la capital de la provincia, pertenece a la comarca de Los Puertos de Morella, una región montañosa habitada desde la prehistoria. Forcall se encuentra limitado por los ríos, Bergantés, Caldés y Cantavieja, en mitad de un paraje natural privilegiado. Los primeros documentos escritos que se tienen de la localidad son del siglo XIII, época en la que perteneció Al noble aragonés Blasco de Alagón, personaje muy apegado al rey Jaime I de Aragón, que otorga la carta puebla a Forcall en el año 1246. iglesia-de-la-asuncion_4127201Un par de siglos después, los vecinos se levantarían contra el reino de Aragón durante la Guerra Civil Catalana. A finales del siglo XVII consigue independizarse como municipio. Forcall cuenta con un rico patrimonio monumental, tanto de edificios religiosos como civiles. Entre los primeros, destacan algunos como la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, construida a partir de un primitivo templo gótico, por lo que aún conserva algunos elementos medievales como el ábside, gárgolas o el rosetón y un gallardo campanario barroco de más de 50 metros de altura. La ermita de la Virgen de la Consolación también es otro edificio interesante, de una sola nave reforzada con contrafuertes. puntal_dels_llops_01La arquitectura civil es más profusa, destacando, en primer lugar, los restos de una antigua ciudad ibero-romana que se conoce como Moleta Dels Frares, amurallada y declarada Bien e Interés Cultural. La plaza mayor del pueblo conforma un conjunto arquitectónico formado por edificios palaciegos pertenecientes a los siglos XV y XVI, entre los que destaca el Ayuntamiento, conocido como la Casa de la Vila, que cuenta con una escalera en voladizo en la fachada o el Palacio de los Osset-Miró, declarado BIC. fachada-riot-86Destacan también numerosas masías fortificadas, de los siglos XVI y XVII, testigos de una época de guerra en la localidad, como la Moleta dels Frares, la Torre Selló, la Torre Dionisio, la Torre Folch o la Torre Amela. No conviene olvidarse de mencionar el Forn de la Vila, el horno más antiguo de Europa, en funcionamiento desde el siglo XIII.

Deja tu comentario