Estella (Navarra), resumen de monumentos

Estella – Lizarra Ubicada entre Logroño y Navarra, Estella – Lizarra  es una de las localidades más hermosas del norte de España.

Estella – Lizarra pertenece a la Comunidad Foral de Navarra, a la Merindad de Tierra Estella, al oeste de la provincia.

Toda la zona donde se asienta estuvo ocupada desde la Edad del Bronce, tal y como demuestran los restos arqueológicos. Sin embargo, no se constituye como ciudad hasta el siglo XI, cuando el rey Sancho Ramiro le otorga el fuero.

Años más tarde, pasa a formar parte de la ruta de peregrinación al Camino de Santiago. Gracias a ello, durante el siglo XII se beneficia de una importante actividad arquitectónica, con la construcción de iglesias y obras civiles.

Estella – Lizarra Estella – Lizarra se emplaza en uno de los márgenes del río Ega.

De entre sus monumentos civiles destacan varios castillos y casas señoriales. El más antiguo es el Castillo Mayor. Formó parte de una serie de fortalezas medievales, junto al Castillo de Belmecher y el de Zalatambor, hoy desaparecidos. Otro ejemplo interesante es el Palacio de los Reyes de Navarra, del siglo XII. Fue construido con sillares y decorado con galerías de arcos y a día de hoy, es la sede del museo Gustavo de Maeztu.

Estella – Lizarra En cuanto a la arquitectura religiosa, destacan numerosas iglesias medievales.  La iglesia de Santa María Jus del Castillo, la de San Miguel, la de San Juan Bautista o la de San Pedro de la Rúa son las más interesantes.

Estella – Lizarra Entre los siglos XVI y XVII se construyen la iglesia del Santo Sepulcro, la Basílica de Nuestra Señora de Rocamador y el convento de Santa Clara.

Estella – Lizarra cuenta con varios concentos, como el de Santa Clara y la de las Concepcionistas Recoletas.

Es indispensable recorrer su casco viejo y los restos de su judería para descubrir su belleza y patrimonio.

Publicado en: Estella – Lizarra

Dejar un comentario