Pollença (Mallorca)

2

By Chris & Angela Pye, flickr.com

Pollença es un pequeño pueblo situado al norte de la isla de Mallorca. Un lugar privilegiado, emplazado entre los cabos de Formentor y Pinar, donde se cobija una hermosa bahía con su mismo nombre. La localidad tiene una extensión de 143 km2 y sorprende por su estética medieval en un lugar de clara esencia mediterránea. En plena sierra de Tramontana, Pollença permite gozar de la costa y de la montaña.

El lugar es conquistado por los romanos en el 123 a. C. bajo la campaña de Quinto Cecilio Metelo, quien fundó La ciudad de Pollentia. Posteriormete, tras sufrir la invasión de los Vándalos, fue ocupada por bizantinos y musulmanes. Estos últimos crearon los primeros sistemas hidráulicos para la agricultura de regadío. Algunos canales se conservan hoy en día.

En el siglo XIII, Jaime I conquista la isla y la incorpora a los dominios cristianos, cediendo la zona de Pollença a los Templarios y más tarde, a la orden de los Hospitalarios. Fue entonces cuando el núcleo urbano empieza a desarrollarse y a tomar su carácter medieval, que se ha mantenido hasta hoy.

3

By Xosé Castro, flick.com

Se estableció el núcleo urbano a los pies del monte Calvario y está formado por calles empedradas y callejuelas empinadas en las que se alojan casas de piedra y sillarejo, con techos de teja árabe y edificios emblemáticos como la Iglesia Templaria de Nostra Senyora dels Àngels, la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, el Convento de Santo Domingo o el puente romano que salva el torrente de Sant Jordi y que data del siglo XIV. En la parte más elevada del pueblo se levanta la ermita del Calvario, a la que se accede por una escalinata de 365 peldaños desde donde se puede disfrutar de las mejores panorámicas del lugar.

No obstante, los mayores atractivos de Pollença son sus calas, prácticamente vírgenes, de aguas cristalinas, y hermosos pinares. Entre otras, Cala Clara, Cala Barques, Cala Figuera, Cala Murta, El Caló…

Publicado en: Islas Baleares, Mallorca

Dejar un comentario