Trevejo (Cáceres)

trevejo-6Apenas unas casas serranas forman esta pequeña pedanía de Villamiel, una localidad de Cáceres situada en la Sierra de Gata. La tipología de su arquitectura y la estética general de la aldea se ha mantenido a pesar de los años. Trevejo fue una fortaleza de origen musulmán, de cuya época se conserva el castillo. Una antigua atalaya que controlaba visualmente el territorio, en la que se conserva la torre del homenaje, parte de la muralla y el foso. Reconquistada por Alfonso VII de León, la fortaleza fue entregada al Temple, orden clerical de monjes guerreros encargados de repoblar los territorios arrebatados a los moriscos. Desde el siglo XV al XVIII, fue reformado y regido por diferentes comendadores, conservándose en uno de sus paños el escudo de Juan Piñeiro, del siglo XVI, quien confiere al edificio el aspecto que conocemos hoy. Durante la Guerra de la Independencia fue prácticamente arrasada por las trozas francesas. En la ladera del castillo, se acomodan un conjunto de tumbas antropomórficas excavadas en piedra. En un primer momento se pensó que pudieron pertenecer a los monjes templarios, sin embargo, esa tipología de enterramientos es típica de la cultura visigoda, por lo que se presume que el lugar estuvo ocupado por estos pueblos antes de la llegada de los moriscos. trevejo-1Estas tumbas están próximas a la ermita de San Juan Bautista, del siglo XVI, lo que ha llevado a pensar que pudieran haber pertenecido a los monjes. Está construida con sillares de granito, y cuenta con la peculiaridad de tener la torre de campanas exenta del edificio. Las casas de Trevejo también son de piedra de granito, tallada en sillares o de sillarejo, con techos de teja árabe, salpicando la ladera donde se asienta la aldea. El entorno está rodeado de castaños, y otros árboles de hoja caduca y un frondoso bosque bajo. Un lugar tranquilo y encantador donde descansar y disfrutar del entorno.    

Deja tu comentario