San Pedro de Mérida, Extremadura

La siguiente localidad se encuentra en el itinerario del camino real que se dirigía a Madrid siglos atrás. San Pedro de Mérida es un pueblo tranquilo, rodeado de bellos paisajes extremeños.

La arquitectura del pueblo es muy tradicional, conservando las casas bajas pintadas de blanco con sus techos anaranjados que se camuflan con el color del paisaje de la zona.

La historia de la localidad se remonta al siglo VIII, cuando los visigodos decidieron edificar una basílica. Encima de dicha estructura se construiría siglos más tarde la Iglesia de San Pedro. Hoy en día a lo alto de su iglesia se pueden encontrar nidos de cigüeña, animal muy común por estos lados. El tiempo parece no transcurrir en San Pedro de Mérida. Rodeado de campos y montes, la vida en dicha localidad es de lo más tranquila y placentera.

Se puede disfrutar también de la gastronomía extremeña como son su amplia variedad de sopas (de tomate, de ajo...), las migas o todos los productos que derivan del cerdo, en especial el jamón ibérico.

La población es pequeña y cuenta con poco menos de un millar de habitantes, con lo que es fácil poder recorrer todo el pueblo, así como encontrar un cómodo alojamiento y un buen restaurante.

 San Pedro de Mérida (video)

Post Comment