San Miguel del Fai (Barcelona)

espai-natural-santmiquelfai_265x200_26eea8df49d36dcf15368c3aa7fadb2e Adentrémonos en un paraje maravilloso donde nuestras cámaras, dispongan de quién sabe cuántos píxeles, nos estarán realmente agradecidas. Situado en la provincia de Barcelona, dentro del municipio de Bigues i Riells compuesto por esas dos localidades (Bigues y Riells del Fai), y declarado Patrimonio Histórico de España, nos encotramos ante el monasterio de origen benedictino de Sant Miquel del Fai (San Miguel del Fai). Lugar de culto desde tiempos antiguos (algunos incluso le atribuyen un origen pagano antes de utilizarse para el servicio cristiano), el monasterio en sí proviene de la iglesia de Sant Miquel, esculpida en la roca a modo de cueva, que en el año 997 el famoso conde Ramón Borrell entregaría a Gombao de Besora, junto con un pedazo de tierra del Fai, a fin de construir un monasterio. Estuvo a mano de los monjes benedictinos hasta el año 1567, a partir del cual fue llevado por sacerdotes seculares. Su encanto haría que escritores románticos en el s.XIV alabaran su belleza dando a conocer la historia y leyendas del lugar.historia-al-fai2_150x100_8267da9723ec336812dabb10fa338658 Se reconoce que posiblemente  ya se habrían asentado en la zona varios poblados ibéricos. Después, tras alguna referencia en época romana en relación con las villas de Bigues i Riells, la primera mención del Fai data del año 887, donde se habla acerca de la ermita románica de Sant Martí, cuya importancia se trasladó  a partir del siglo IV, poco a poco, hacia la extraordinaria iglesia esculpida, con la roca a modo de techo, de Sant Miquel. Como dijimos, en 997 pasa a manos de Gombau de Besora, que se ocuparía, al ser un gran devoto, en convertirlo en uno de los monasterios más importantes del condado, donando sus tierras junto con los Condes de Barcelona y otras personas acaudaladas de importancia. Como a pesar de ello era un monasterio pequeño compuesto por diez monjes, Gombau lo dio al monasterio de Marsella, bajo cuyo apoyo creció. Al perder influencia a su vez Marsella dentro de la Iglesia, se puso a cargo de la Catedral de Girona, y fue entonces cuando se construyó el Puente sobre el Rossinyol y el paso de la Foradada, facilitando el acceso que anteriormente constaba de un difícil paso por unos escalones. Finalmente, con cada vez menos monjes, en 1832 se acabaría aboliendo el Priorato del Fai. Aún hasta 1935 los rectores de Riells continuaron cuidando el culto por algunas celebraciones en verano. smiquelfai Actualmente es, aunque parezca tópico, una maravilloso lugar de visita, un paraíso natural, donde el olor a roca y al agua fresca de la cascada, recompensan al visitante que se acerca; si es posible id caminando por su encantador ambiente.sant-miquel-del-fai Se ofrecen visitas concertadas para grupos, y cada domingo o festivo una visita guiada para adentrarse en su historia y leyendas, a parte diversas actividades para los ninos.   También preparan todo tipo de eventos, en especial bodas: os recomiendo grandemente que si está a vuestro alcance celebréis la vuestra aquí. Tuve el privilegio de asistir a la de un amigo mío y os parecerá que vuestro príncipe/esa azul no se desteñirá nunca, os lo aseguro, parece sacado de la famosa película Braveheart. normal_dsc_0124b   Y no os olvidéis de visitar las encantadoras estalactitas y estalagmitas de la cueva y... ¡cuidado con el dragón!. Aquí os dejo la página oficial: http://www.santmiqueldelfai.net/ Ver mapa más grande

Post Comment