Monsagro, Salamanca

Monsagro se encuentra en uno de los puntos más altos de la Sierra de Francia. Localidad peculiar por los elementos que presentan sus fachadas.

Se trata de nada y nada menos que de fósiles marinos que se encontraron en la Sierra de Francia, cuando ésta estaba por debajo del mar, hace más de 400 millones de años.

Visitar el pueblo es realizar una ruta para conocer los distintos fósiles conservados, convirtiéndose así Monsagro en un museo al aire libre. Se realizan también rutas de senderismo para conocer la flora y la fauna de la provincia. Para alojarse no hay nada mejor que estar en un alojamiento rural, disfrutando de la arquitectura de las casas tradicionales.

Las casas de la población tienen el techo de granito, y están formadas por dos plantas, separando las personas de los animales. En el alojamiento el espacio central es la cocina, donde se reúnen los habitantes. Solía ser frecuente colgar los embutidos con ganchos de los techos de las cocinas.

El 14 de Septiembre se celebra la fiesta del pueblo donde se reúnen todos. Hoy en día solo viven poco más de un centenar de habitantes, con lo que hay que aprovechar a visitar el pueblo en verano, cuando algunas familias se reúnen.

Post Comment