Esquivias, Toledo

Pueblo toledano con larga historia. Ya los primeros pobladores de la península se asentaron en sus tierras.Por sus calles pasaron numerosos pueblos, desde celtas a romanos. Así como árabes y cristianos.

Pero fue un personaje tan ilustre como Miguel de Cervantes, quien dejó su rastro, tras elegir esta villa como lugar donde celebró su matrimonio con Catalina. Dícese que algunas de las aventuras de el famoso Don Quijote tuvieron lugar en las tierras de Esquivias. Pudo ser pues en esta villa donde el noble escritor imaginó las andanzas del caballero.

Tal fue la importancia del paso de Cervantes por Esquivias, que hoy en días es posible visitar la Casa-Museo dedicada a él y construido dentro de la que fué casa del tío de Catalina, Don Alonso Quijada, quien cedió parte de la casa para que Miguel Cervantes y su mujer vivieran. En dicha casa encontramos el mobiliario tal y como se organizaba dentro de una casa castellana del siglo XVI.

En Esquivias son muchas las edificaciones y restos que se conservan de épocas pasadas: Desde vigas visigodas, casas nobles castellanas e iglesias medievales. Se puede visitar la Casa de las balconadas o la Ermita de San Roque. Antes de salir de Esquivias se debe degustar el buen vino de la localidad, que siglos atrás estuvo presente en mesas de reyes de la Corona de Castilla por su excelente calidad.

Post Comment