Palacio de la Cotilla (Guadalajara)

El Palacio de la CotillaEl Palacio de la Cotilla de Guadalajara esconde un refinado tesoro oriental.

El Palacio de la Cotilla se encuentra en la ciudad de Guadalajara y es una construcción del siglo XVII. Perteneció a los marqueses de Villamejor y fue edificado en los terrenos de Doña Inés de la Cotilla (siglo XVI).

El edificio consta de dos plantas y fachada de ladrillo visto y mampostería. En él destacan sus ventanas provistas de rejas y portada blasonada en piedra caliza. En su interior cuenta con un patio de corte clásico, alrededor del cual se ordenan las estancias.

El Palacio de la CotillaMás tarde, este palacio fue heredado en el siglo XIX por Dª Ana de Torres, perteneciente al marquesado de Villamejor. Ésta se casó con Ignacio de Figueroa, alcalde de Guadalajara y rico comerciante. Juntos decidieron remodelar el palacio y construir en el uno de los espacios más exóticos que se conservan de la arquitectura de esta época, el Salón del Té.

Se trata de un espacio de unos 60 metros cuadrados que se encuentra cubierto con papel pintado. Es un papel de arroz dividido en tiras de 50 centímetros de anchura, pintado a mano con gouache y acuarela.

El Palacio de la CotillaRepresenta escenas costumbristas de la China feudal, desde soldados a caballo a los niños de una escuela. Están realizadas con minuciosidad y seguramente fueron adquiridos por el matrimonio gracias a sus relaciones comerciales con oriente. Los papeles fueron realizados en China y acaban de ser cuidadosamente restaurados.

Este curioso y exótico salón responde al gusto de las clases altas de la época. Fueron habituales en palacetes de las élites europeas. A pesar de ello, apenas se conservan ejemplos tan bien conservados como el del Palacio de la Cotilla.

Publicado en: Castilla-La Mancha, Guadalajara

Dejar un comentario