Reinosa, Cantabria

Municipio con larga historia y bellos paisajes. Reinosa fue tierra fronteriza que marcaba los límites de la Corona de Castilla al Norte de la península. Ubicada al lado del nacimiento del río Ebro, Reinosa ha sido tierra de comerciantes y de paso para mercaderes.

En Reinosa se puede disfrutar del entorno con sus bosques y el río, por el que podemos hacer agradables paseos ya sea a pie o en bicicleta. Dentro del pueblo se pueden visitar las diversas plazas, el palacio del Marqués de Cilleruelo y el Convento de San Francisco. El día de San Mateo, una festividad importante en Reinosa, es un buen momento para visitar la localidad.

Un episodio muy importante en la vida del municipio es la guerra civil. Fue allí la represión contra los partidarios del gobierno muy fuerte, y hoy en día todavía se recuerdan esos momentos de tensión que restan en la memoria de los más mayores.

La gastronomía de Reinosa se ha visto influenciada por la cocina de Cantabria y la de Castilla. Así pues podemos probar los numerosos cocidos, carnes vacunas o repostería como las rosquillas, o productos autóctonos como la miel de brezo. Platos adaptados al clima invernal de la zona.

Publicado en: Cantabria, Reinosa

Dejar un comentario