Híjar (Teruel)

hijar-teruelEscalonado sobre una colina del Bajo Martín, en la provincia de Teruel, se asienta Híjar, villa histórica de Aragón enclavada junto al río Martín, afluente del Ebro.

Situada a 170 kilómetros de Teruel capital, Híjar comienza a datar su historia en época íbera, correspondiendo a este periodo los primeros yacimientos arqueológicos encontrados en la zona. También se han encontrado restos de época romana y visigoda, como enterramientos antropomórficos, pero es en la Edad Media cuando comienzan a escribirse las páginas más importantes de su pasado.

En 1268 Híjar es entregada por el rey Jaime I el conquistador a su hijo Pedro I, llegando a alcanzar el título de ducado a finales del siglo XV.

Durante esta época conviven en Híjar las tres culturas históricas de la península: musulmana, cristiana y judía, enriqueciendo la historia de la Villa.

Se articulaban en diferentes barrios. La judería se situaba alrededor de la plaza de San Antón. La comunidad judía contaba con su propia sinagoga, baños de purificación y una escuela talmúdica donde se enseñaba su disciplina religiosa. Además, los judíos desarrollaban diferentes oficios de carácter comercial, aunque hay que señalar que fueron los encargados de la imprenta instalada en el palacio del duque de Híjar, por quien fueron protegidos hasta 1530, cuando el edicto de expulsión de Carlos V los hace huir de la Villa.

Los musulmanes se instalaron cerca de la Plaza de la Parroquia, dejando su huella en detalles mudéjares o restos como la Capilla-Arco de la Virgen de Arcos, pero sobretodo, instalando el sistema de cultivo por regadío, uno de los legados más importante de los dejados por esta cultura.

Los cristianos, por su parte, se concentraban alrededor de la plaza de la Villa.

En cuanto al legado arquitectónico de estas tres culturas, podemos diferenciar entre arquitectura religiosa y civil.

En relación a la primera, destaca la Iglesia de San Antonio Abad, del siglo XV, edificada sobre la antigua sinagoga judía; Está realizada en estilo mudéjar, con una sola nave y testero plano, que confirman su origen sefardí.

La Iglesia de Santa María La Mayor, fue iniciada en estilo mudéjar a finales del siglo XIV, y remodelada durante periodos posteriores. La torre rectangular, de cuatro cuerpos situada a los pies de la iglesia, corresponde al estilo Barroco.

Completan los monumentos religiosos numerosas ermitas y varios conventos.

En cuanto a la arquitectura civil destaca el Palacio Ducal. Edificado sobre una antigua fortaleza árabe conocida como Castillo de Ixar, se sitúa en la parte más elevada de la villa y actualmente se encuentra en mal estado de conservación. Estuvo amurallado y se erigió entorno a un patio central. Aún se conserva una esbelta torre conocida como Torre Mora, que fue construida en tapial y cubierta con mortero de cal.

Además de por su legado cultural y patrimonial, Híjar es famoso por su Semana Santa, durante la cual se celebra la feria del Tambor y la Percusión, protagonistas en las bandas de música de todos los pasos.

Publicado en: Híjar

Dejar un comentario