Lucainena de las Torres

imagen-de-lucainena-de-las-torres-3Lucainena de las Torres está considerado como uno de los pueblos más bonitos de España.

Situado a poco más de 50 kilómetros de Almería capital, forma parte de la comarca de los Filabres – Tabernas, una región semidesértica que hace algunas décadas fue escenario de numerosas películas de Western ítalo-español.

Lucainena forma parte de una región que estuvo ocupada desde la prehistoria, debido sobre todo a la presencia de metales en sus tierras, lo que hizo desarrollar la actividad minera en la zona desde épocas prerromanas.

018Durante la Edad Media, Lucaicena fue un asentamiento musulmán, fortificado y protegido por torres defensivas, hasta que es entregado a los Reyes Católicos en el año 1489. De estas torres, que llegaron a ser siete, se conserva una conocida como la Torre del Molinillo, al ser recuperada y utilizada como molino de viento en épocas posteriores.

6b9030acb2ee098d7e38998f12cb200bDesde el mirador de “El poyo de la Cruz”,  se puede contemplar la panorámica de este hermoso pueblo de fachadas blancas y paisaje desolado. Una vez dentro del municipio, destaca la iglesia de Nuestra Señora de Montesión, del siglo XVI, con planta de cruz latina y torre de campanas. Varias remodelaciones posteriores, le han otorgado su actual estilo neoclásico.

Junto a un antiguo hospital, se conserva el viejo lavadero público, donde todavía acuden algunos vecinos, y varias fuentes.

media-puntos-c-0-df-c0df5d6dbfc0be3b7ffa316439427102Lo más interesante de su patrimonio es el Coto Minero, catalogado como Patrimonio Histórico Andaluz. Allí se conservan los hornos de calcinación, en los que se prendía el metal para ser limpiado antes de comercializarse. Fueron construidos a finales del siglo XIX y en la actualidad, se mantienen en pie nueve, algunos de ellos en regular estado de conservación.

Las fiestas patronales de Lucainena de las Torres se celebran en enero, septiembre y julio. Durante este último mes tiene lugar la romería de Santiago y de la Virgen de Montesión.

Compartir este artículo

Deja tu comentario