Aguilar de la Frontera (Córdoba)

aguilar-de-la-frontera-1La villa cordobesa de Aguilar de la Frontera es una hermosa ciudad situada al suroeste de la provincia de Córdoba, a 50 km de esta capital andaluza. Su historia se remonta a la época romana, cuando era conocida con el nombre de Ipagrum, período en el que participó en la guerra entre César y Pompeyo, y del que conserva una gran necrópolis. Durante la dominación árabe, Aguilar de la Frontera se llamó Poley, y perteneció al emirato de Córdoba y años más tarde, a los reinos de Taifas de granada. En el año 1240, es conquistada por Fernando III para el reino de Castilla. Éste delegó su dominio a Gonzalo Yáñez D’ ovinal, quien la renombra como Aguilar. Años más tarde, Aguilar pertenecerá a Pedro I el Cruel, y tras las guerras civiles castellanas entre éste y Enrique II, la ciudad es donada a Gonzalo Fernández de Córdoba por su fidelidad al rey Enrique, dando lugar al linaje de los señores de Aguilar, uno de los más importantes de Córdoba. Durante esta época, se completa el nombre de la Villa como Aguilar de la Frontera, dada su situación fronteriza con el reino de Granada. Entre el legado arquitectónico de Aguilar de la Frontera, encontramos un rico patrimonio monumental, tanto civil como religioso. El Castillo, es erigido en el S.X, antes de que Aguilar fuera conquistada por el emir de Córdoba, y transformado sucesivamente. Su mayor preeminencia la alcanza en época de Gonzalo Fernández de Córdoba, en el último cuarto del S.XIV. Actualmente apenas conserva una torre el foso y parte de las murallas. Numerosas casas señoriales con fachadas blasonadas, fechadas entre los siglos S. XVI al XVIII, dan muestras de una época su esplendor. Ejemplo de ello es la Torre del Reloj, construida en el año 1770, en ladrillo y al estilo de las torres de campanas de las catedrales andaluzas. Pero sin duda, el más bello ejemplo de arquitectura civil es la plaza ochavada de San José, de 1806, uno de los pocos ejemplos de este tipo, construido al estilo de la de Archidona, (Málaga). aguilar-de-la-frontera-3Numerosas iglesias y ermitas, completan el legado de arquitectura religiosa. Destaca la iglesia de Nuestra Señora de Soterraño, mandada construir por el primer señor de Aguilar en 1260, con tres naves y estilo gótico – mudéjar. El templo de ‘Las Descalzas’, uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca, con una rica decoración interior, obra de Juan Muñoz Berlanga. La ermita de los Desamparados, la parroquia de la Vera Cruz o la del Carmen, son otros ejemplos de arquitectura religiosa. Aguilar de la Frontera, es uno de los pueblos a tener en cuenta si visitamos la provincia de Córdoba, porque su patrimonio, no nos dejará indiferentes.

Deja tu comentario